Podología, Sin categoría

Cuidando nuestros pies ¿Qué más podemos hacer?

Cuidando nuestros pies ¿Qué más podemos hacer? Calzado adecuado a la actividad y la temperatura. En verano y primavera es preferible, casi obligado el uso de calzado abierto. En caso de práctica deportiva en verano o primavera, no debemos de abandonar el calzado específico para la práctica de ese deporte, bastará con las medidas higiénicas antes mencionadas tras la misma. zapatillas ventiladas Revisar y prestar atención a nuestros pies. Si notamos, picor, quemazón, dolor o observamos descamación o cambios de color en piel o en uñas, puede ser signo de infección y se debe acudir a la consulta de podología para que un profesional determine si hay patología y cómo tratarla. alfombrilla baño   Signos y síntomas de una posible infección por hongos Tiña pedis o pie de atleta Descamación masiva por zonas, inflamación y rojeces, piel húmeda y blanquecina, mal olor, descamación entre y debajo de los dedos, cortes y heridas debajo y al fondo de los espacios interdigitales, picor y/o quemazón. pie hongos2pie hongos1         Onicomicosis (Infección de la uña) Cambio de coloración a ocre-amarillento, manchas negras, o manchas blancas superficiales (aspecto de uña sucia de yeso), dolor. Abultamiento, despegamiento, aparición de piel o descamación bajo la uña, cambio de la forma de la uña con desviaciones hacia el lateral, hacia arriba u ondulaciones. pie hongos3 pie hongos4 En caso de ver cualquiera de los siguientes signos se debe acudir al podólogo para su diagnóstico y tratamiento, ya que se pueden y suelen confundir con otro tipo de infecciones no fúngicas para los que el tratamiento es totalmente distinto.   El tratamiento de estas patologías es principalmente de aplicación tópica, pero debe ser siempre pautado por un profesional, ya que, en caso de no ser el correcto, la patología no sólo no desaparece  o remite, si no que sigue evolucionando. Provocando dificultades al nuevo tratamiento, más duración del mismo y más gasto para el paciente.   Probablemente tenga, tengo o alguien en mi casa tiene hongos

  1. Si todavía no has ido, pide cita al podólogo para que te paute tratamiento.
  2. Sigue el tratamiento de forma rigurosa.
  3. Evita la humedad en lo pies a toda costa con las medidas de higiene antes mencionadas.
  4. Tras la ducha: sécate los pies con el secador y con una toalla sólo para el pie dónde tengas la infección, tras lo cuál se lavará cada vez y se desinfectará la ducha con lejía.
  5. Sigue las recomendaciones de tu podólogo y acude a revisión cuando te diga o cuando acabes con el tratamiento pautado.
  6. No abandones el tratamiento sin consultar antes con tu podólogo.
alfombrilla vestuariocalcetines latex   Las infecciones por hongos en los pies y en las uñas suelen tener, aunque lenta, una evolución favorable si se siguen las recomendaciones de un profesional. Y aunque es muy tentador abandonarlo cuando dejamos de ver sintomatología o signos de colonización, es muy importante acabar el tratamiento bajo supervisión del podólogo para asegurarse de que se ha eliminado la infección fúngica.   Por otra parte las medidas de prevención que aquí se detallan no son más que evitar la humedad, el enmohecimiento de útiles y superficies y el contacto directo con superficies de uso común. Teniendo claro esto lo único que queda es disfrutar del deporte y del buen tiempo. Para cualquier duda puedes pedir una cita a la podóloga de la clínica del deporte Alicante, Ana 686 467 965   Un saludo, trotamundos.