Tagged as: psicología deportiva

Psicología deportiva – Visualización en el deporte

Psicología deportiva – Visualización en el deporte

CREER PARA CONSEGUIR. EL PODER DE LA VISIÓN

 

 

 

Ahora que nos acercamos a una época de competiciones significativas: finales, campeonatos de España, europeos… Es más importante que nunca tener en cuenta el poder de nuestra mente.

Para rendir al 100% tenemos que estar a ese nivel en todos los aspectos, y saber utilizar nuestros recursos y herramientas.

La visualización es una técnica que consiste en verse a uno mismo realizando una acción determinada, con todo lujo de detalles. Se trata de ver, oír y sentir esa acción y momento concreto.

Se utiliza mucho en psicología del deporte porque permite un gran abanico de mejoras, como perfeccionar técnicas, aumentar habilidades cognitivas, planificar, incluso recuperación de lesiones.

Utilizamos la visión continuamente para crear emociones, motivación, evocar recuerdos… Cuando vemos por la calle un coche que nos gusta somos capaces de vernos subidos al volante sonriendo, o cuando vamos a comprarnos una casa y nos imaginamos ya viviendo en ella antes de que ocurra.

En el deporte pasa lo mismo. Muchos deportistas son capaces de verse a sí mismos en la meta, levantando la copa o celebrando la victoria; y eso les acerca a conseguirlo, a ser campeones.

 

 

 

 

Si nos vemos incapaces de jugar un campeonato mundial, seguro que no lo conseguiremos porque ni siquiera lo intentamos. Pero si nos vemos con capacidades, dedicamos tiempo a aprender, practicar y entrenar duro, las posibilidades de conseguir jugar ese mundial aumentan.

Todopuede ocurrir dos veces: primero cuando lo imaginamos, y después cuando lo hacemos real.

Si sabemos qué es lo que queremos, cuál es el futuro que deseamos, no importa los muchos inconvenientes que pueda haber en el camino porque cada vez que nos caigamos sabremos levantarnos y hacia dónde tenemos que ir. Tenemos claro nuestro objetivo.

Pero la visión por sí sola no sirve de nada. La visión debe ser clara y específica, y debe motivarte a la acción, a hacer todo lo necesario para conseguirlo. Tener una visión es el primer paso, pero el siguiente es ponerte en movimiento.

 

Psicóloga deportiva. Rocio Blanco Albadalejo. nº col. 03366

El poder de una sonrisa en una carrera-psicología deportiva

EL PODER DE LA SONRISA EN UNA CARRERA

¿Cómo un deportista físicamente agotado y mientras se esfuerza puede sonreír? Y más importante, ¿Para qué lo hace?

 

 

 Sonreír reduce la percepción de esfuerzo físico
 Diferencia el esfuerzo percibido y el realizado
 La sonrisa tiene efecto sobre la tensión muscular por el mensaje que envía al cerebro
 Sonreír mientras corremos es beneficioso para nuestra economía de carrera y consumo máximo de oxígeno
 Mantiene la motivación
 Crea un recuerdo positivo, lo cual hace más probable que se repita la acción
 Nos mantiene presente que hacemos la carrera para disfrutarla

Hay varios estudios al respecto, el más recientepublicado en la revistaPsychology of Sport and Exercise, investiga la relación entre correr sonriendo, frunciendo el ceño o con el rostro relajado. Los resultados mostraron que los corredores fueron más efectivos cuando sonrieron. Hasta un 2,78 por ciento más eficaz cuando sonrieron que durante las otras carreras.
Un buen ejemplo de esto lo encontramos en EliudKipchoge, el maratonista keniano, que sonríe sobre todo en los últimos metros de carrera. “Cuando sufro sonrío para convencerme de que estoy feliz” “Creía que sonreír me haría más fácil llegar a la meta”

Hay que tener en cuenta que la sonrisa no tiene que ser continua, de hecho no debe serlo ya que entonces se convertiría en una mueca y se formaría tensión en el rostro. Una sonrisa intermitente, y en los momentos más duros sería suficiente.

Artículo realizado por : Rocío Blanco Albadalejo, nº col. 03366 –

Contacto: 667 554 108

Psicología deportiva. Zona de confort: la seguridad del miedo

Psicología deportiva

ZONA DE CONFORT: la seguridad del miedo

Seguramente has escuchado esto de la zona de confort y que es bueno salir de ella. ¿Pero por qué? ¿En qué me perjudica mi zona, si yo estoy a gusto?

Todos los deportistas establecen una rutina más o menos estricta que incluye entrenamientos, competición, y aspectos de la vida diaria. Todo eso está presente de una manera organizada, con sus correspondientes preparativos para cada actividad y acción.

Cumplir esta rutina, contar con los compañeros, el entrenador, nuestro público… nos trasladan a una sensación de seguridad, de control. El control nos hace sentirnos seguros, y desde ahí, la certeza de mantener la incertidumbre al mínimo nos hace actuar y rendir bien. Hasta aquí bien, sentirnos bien y controlados nos hace rendir.

Cumplir esta rutina nos traslada a una sensación de control. El control nos hace sentirnos seguros.

Pero ¿qué pasa cuando estamos mucho tiempo rindiendo bien, cómodamente, sintiéndonos seguros?

Lo que pasa es que estamos en nuestra zona de confort. Dar un paso, en cualquier dirección, supondría volver a empezar, a tener miedo y a sentirnos inseguros. Sería volver a explorar a ciegas y no saber qué va a pasar.

Es cierto que a veces nos permitimos experimentar pero siempre dentro de un margen, nuestra área segura; algo que no diste mucho de lo que solemos hacer día a día, y así ir probando poquito a poco.

Punto de partida sólo hay uno, el comienzo, todo lo que venga después son continuaciones. Ese paso que damos en cualquier dirección supone un avance; muchas veces no lo damos por miedo, miedo a retroceder, a hacer el ridículo, a fracasar, a equivocarnos… No olvidemos que el error forma parte del aprendizaje. Cada acción que realizamos es una elección menos a probar; si no la probamos nunca sabremos si es o no efectiva para alcanzar nuestro objetivo.

No olvidemos que el error forma parte del aprendizaje. Cada acción que realizamos es una elección menos a probar; si no la probamos nunca sabremos si es o no efectiva.

Taller de psicología deportiva

TALLER PSICOLOGÍA:

Organiza tu temporada y consigue aquello que quieres
CONTENIDO DEL TALLER

La temporada está empezando, con el nuevo curso empieza un “segundo año nuevo” donde tenemos propósitos que cumplir. Es imprescindible una buena organización y planificación para poder cumplirlos. Sin objetivos, no hay meta final, y sin eso ¿qué hago yo aquí? ¿hacia dónde voy? Ésta es la base de la motivación, la confianza y el sentido del esfuerzo que hacemos diariamente.

En este taller aprenderemos lo necesario para poder hacerle frente a la temporada que empieza, planteando correctamente objetivos que sean realistas y acordes a nuestras capacidades y necesidades.

A quién va dirigido: deportistas, entrenadores, población general que tengan algo que quieren conseguir. ¡Vamos a lograrlo!

Programa del curso:
1. Introducción sobre la importancia de los objetivos.
2. Localizar aquello que deseo conseguir y analizar qué necesito para conseguirlo.
3. Aprender a controlar las expectativas.
4. Identificar las cualidades personales que me van a llevar a conseguir mis objetivos