Categorized as: psicología deportiva

Talleres de psicología para la vida

ENERO

 

Viernes 19:Taller Mindfulness

Hora: 18:30-20:00
Precio: 20€

– Introducción al Mindfulness
– Respiración y concienciación
– Exploración del cuerpo
– Conectar con nosotros mismos

Lunes 22: Sé tu mejor yo

Hora: 17:00-18:00
Precio:10€
– Conoce todas tus facetas
– Saca tus mejores cualidades
– Descubre hasta dónde puedes llegar
– Conoce tus limitaciones y barreras invisibles

FEBRERO

Viernes 2: Descubriendo las emociones (niños)

Hora: 17:00-18:00
Precio: 10€
– Taller de educación emocional para niños
– Descubre y conoce tus emociones
– Aprende a usarlas en cada momento
– Jugar con las emociones

 

Jueves 8: Taller de Mindfulness

Hora: 18:30-20:00
Precio: 20€
– Atención a la respiración en un punto
– Atención a la respiración dinámica
– Oír sin escuchar
– Conciencia corporal

Sábado 17: Emociones en familia

Hora: 10:00-11:30
Precio:10€/px; 15€ pareja. Niños gratis
– Reconocer y sacar las emociones
– Jugar con las emociones
– Aprender a quererlos

MARZO

Viernes 9: Charla: Optimismo en tiempos de crisis

Hora: 17:00 -18:00
Precio: 10€
– Psicología positiva Vs optimismo falso
– Ser realista sin ser pesimista
– Herramientas para sacar una sonrisa
– El efecto contagio
– Beneficios del optimismo

Jueves 22: Taller Mindfulness

Hora: 18:30-20:00h
Precio: 20€
– Distensión y relajación
– Abrir el corazón sin juicios
– Responder Vs reaccionar

 

 

Talleres realizados por Rocio Blanco Albadalejo, nº col 03366

 

Para reservar plaza enviar wathsapp :  667 554 108

¿LA PAZ DE LA NAVIDAD O EL ESTRÉS NAVIDEÑO?

¿LA PAZ DE LA NAVIDAD O EL ESTRÉS NAVIDEÑO?

¡NAVIDAD! Esa época amada por muchos y temida por otros; idealizada por los peques y agotadora para los mayores; divertida para unos cuantos y abrumadora para otros tantos.

La Navidad trae consigo numerosas actividades sociales y familiares: comidas, reencuentros, regalos, decoración… La Navidad es tiempo de paz y de alegría según cuenta la historia y cantan los villancicos; pero también de ajetreo, prisas y aglomeraciones según la experiencia de cada año.

 


No a todos nos afecta la Navidad del mismo modo. Precisamente por todos esos eventos y planes que hacer también llegan loscompromisos, lo que sentimos que “hay que hacer” por obligación moral o presión social; también llega el estrés navideño de tener que ajustar la agenda, hacer los rollos y turrones, visitar a toda la familia y comprar los regalos… A algunos estos aspectos les resta emoción y ganas de la festividad. Luego además están las diferencias personales. Quien prefiere mantita y peli en el sofá y ver nevar desde la ventana, quien legusta reunirse en familia, quien celebra con amigos o quien no celebra directamente.
Lo que sí está claro es que es un tiempo para disfrutar. Nos guste o no la Navidad, hay días libres o vacaciones completas, hay familiares y amigos a quien no vemos desde hace tiempo, y hay algún capricho especial que no nos hemos comprado durante el año. Así que dejémonos contagiar por el espíritu de los niños en estos días: alegría, ilusión y cercanía. ¿Quién no se siente feliz así?.

 

Un poquito de organización para los quehaceres, planes improvisados para la diversión, descanso con manta para reponer fuerzas y ricas comidas para llenar el estómago. Nada de obligaciones absurdas, ni quejas. Es un tiempo para aprovechar, debemos hacer lo que nos apetezca porque mientras nos quejamos nos estamos perdiendo una sonrisa, un abrazo, una mirada cómplice o la risa de un niño; y ésta es la verdadera magia de la Navidad.

 

¡¡¡Felices Fiestas a todos!!!

 

Articúlo elaborado por la psicologa: Rocio Blanco Albadalejo nº col 03366 – Citas 667 554 108

Psicología deportiva. Zona de confort: la seguridad del miedo

Psicología deportiva

ZONA DE CONFORT: la seguridad del miedo

Seguramente has escuchado esto de la zona de confort y que es bueno salir de ella. ¿Pero por qué? ¿En qué me perjudica mi zona, si yo estoy a gusto?

Todos los deportistas establecen una rutina más o menos estricta que incluye entrenamientos, competición, y aspectos de la vida diaria. Todo eso está presente de una manera organizada, con sus correspondientes preparativos para cada actividad y acción.

Cumplir esta rutina, contar con los compañeros, el entrenador, nuestro público… nos trasladan a una sensación de seguridad, de control. El control nos hace sentirnos seguros, y desde ahí, la certeza de mantener la incertidumbre al mínimo nos hace actuar y rendir bien. Hasta aquí bien, sentirnos bien y controlados nos hace rendir.

Cumplir esta rutina nos traslada a una sensación de control. El control nos hace sentirnos seguros.

Pero ¿qué pasa cuando estamos mucho tiempo rindiendo bien, cómodamente, sintiéndonos seguros?

Lo que pasa es que estamos en nuestra zona de confort. Dar un paso, en cualquier dirección, supondría volver a empezar, a tener miedo y a sentirnos inseguros. Sería volver a explorar a ciegas y no saber qué va a pasar.

Es cierto que a veces nos permitimos experimentar pero siempre dentro de un margen, nuestra área segura; algo que no diste mucho de lo que solemos hacer día a día, y así ir probando poquito a poco.

Punto de partida sólo hay uno, el comienzo, todo lo que venga después son continuaciones. Ese paso que damos en cualquier dirección supone un avance; muchas veces no lo damos por miedo, miedo a retroceder, a hacer el ridículo, a fracasar, a equivocarnos… No olvidemos que el error forma parte del aprendizaje. Cada acción que realizamos es una elección menos a probar; si no la probamos nunca sabremos si es o no efectiva para alcanzar nuestro objetivo.

No olvidemos que el error forma parte del aprendizaje. Cada acción que realizamos es una elección menos a probar; si no la probamos nunca sabremos si es o no efectiva.